GESTIÓN DE STOCK

Bienvenidos de nuevo! Esta semana quiero dedicar el post a hablaros acerca de la gestión de stock como parte de los procedimientos que nos atañen a la hora de enfocar los trabajos de Visual Merchandising a los que nos enfrentemos.

Como os he hablado en post anteriores, los visuals merchandisers tenemos dos áreas de trabajo definidas, el merchandising visual y el merchandisig de gestión. Éste último, es para mí el más complejo, pero a la vez el más interesante y el que hará que tengas un conocimiento mucho más profundo de tu trabajo y de lo que tus decisiones producen en términos cuantitativos, ¡a mi me resulta apasionante!

GRAFICAS-03

Dentro del merchandising de gestión, encontramos la gestión del stock. Para empezar por el principio, vamos a recordar qué es el stock:

“El stock es aquella mercancía que encontramos en el almacén y que está a la espera de ser vendida”

De esta definición deducimos que es un producto inmovilizado que no nos está reportando beneficio alguno, de forma que este stock tiene que rotar, ¿como? vendiendo aquel producto que está en tienda utilizando todas las estrategias de presentación de producto, de optimización del espacio de venta y de atención a la demanda que estén en nuestras manos. Es decir, todo aquello que realicemos en tienda, repercutirá en el stock, en su rotación y en su gestión.

El stock es necesario dentro de una tienda para poder atender la demanda, en caso de que no podamos hacer frente a la demanda de producto por parte de nuestros clientes, nos enfrentamos a la rotura de stock, que se da cuando nos quedamos sin unidades de un artículo concreto para vender. ¡Atención a lo que produce en el cliente la rotura de stock!

ROTURA DE STOCK-01

¡En un alto porcentaje perdemos al cliente!… y eso es sinónimo de una mala gestión, si el cliente cambia de marca y/o de establecimiento… ¡es posible que no vuelva!

Hay que tener en cuenta que cuanto mas stock tengamos, más inversión hace la empresa en él, pero más garantizamos el nivel de servicio de la demanda, mientras que si se hace una menor inversión en stock, se corre el riesgo de no tener un nivel de servicio óptimo, que está entre el 90-95%. ¿Complejo? Un poco, pero todo depende de la estrategia comercial. En nuestro caso, como VM, vamos a analizar esta rotación con el fin de poder tomar decisiones acerca del surtido en tienda, de movimientos de mercancía y de cambios en nuestro layout y comunicación de acciones promocionales, que van a afectar de forma directa a la rotación de stock de la tienda.

Independientemente del nivel de servicio que la empresa decida tener, hay que tener claro que debemos contar con tres tipos de stock en nuestros almacenes para poder cubrir la capacidad de nuestra tienda y ofrecer al cliente nuestro producto en cantidad adecuada.

STOCK DE PRESENTACIÓN:

Stock de artículos expuestos para atender las ventas. Lo que en tienda llamamos reposición diaria de aquellas referencias que suelen tener más demanda.

STOCK DE RESERVA:

Es el stock que permite hacer frente a la demanda de artículos entre los periodos de recepción de los pedidos realizados. Sabemos cuál es nuestro stock de reserva gracias a las previsiones de ventas que hacen los equipos de back office.

STOCK DE SEGURIDAD:

Es el stock de artículos, generalmente de aquellas referencias con más demanda, que tenemos en el almacén para atender la demanda en caso de que haya algún imprevisto con nuestros proveedores, en las fábricas de producción, en la logística etc.

Teniendo en cuenta esto, junto con las previsiones y presupuestos realizados a priori, podemos entender la importancia y la necesidad de contar con una buena gestión del stock, un buen análisis del surtido y conocimiento de nuestro clinte, y una buena dinamización de la tienda.

¿Te ha parecido interesante? Si es así, no dejes de compartirlo en tus redes sociales. Si lo deseas, ¡puedes dejar tus comentarios más abajo!

¡Nos vemos la próxima semana!

¡Gracias por estar ahí!

 

 

Deja un comentario