CONSEJOS PARA ELEGIR UNA BUENA UBICACIÓN DE TU ESTABLECIMIENTO: ESTUDIO DE LOS CLIENTES

Hola un día más! Hoy sigo con la segunda parte del post anterior en el que os daba algunas pautas importantes a seguir a la hora de elegir el emplazamiento idóneo de un establecimiento comercial

Si el día anterior hablaba acerca del emplazamiento geográfico, hoy quiero hablaros acerca del estudio que hay que realizar del entorno en el que nos vamos a ubicar para ver si tenemos probabilidad de tener o no éxito.

Para empezar, tenemos que estudiar a la posible clientela, para ello debemos saber que alrededor de cada establecimiento se encuentra lo que conocemos como el área de atracción comercial; es una zona de influencia en la que se encuentran los clientes potenciales.

Imagen1

Dentro de esta área, existen tres zonas que se definen en función del espacio que hay entre el establecimiento y el domicilio del posible cliente, y el tiempo que tarda en llegar de un sitio a otro. Existen tres zonas que verás claramente en el siguiente cuadro:

zonas

La primaria comprende un radio de unos 600 m o unos 10 min andando, y se considera que el 100% de la población es cliente potencial.

La zona secundaria comprende un radio entre 600 y 1200 m o un máximo de 20 min andando y 5 min en coche. Se considera que entre el 40 y 60 % de la población es cliente potencial.

La zona terciaria, abarca un radio de hasta 2000 m o un máximo de 30 min andando o 10 min en coche. De esta zona se considera que solo entre el 20 y 40 % de la población es cliente potencial.

Muy bien, de este estudio, podemos obtener el número de clientes potenciales, pero eso no es suficiente, ya que estos clientes pueden tener hábitos que hagan que no pasen tiempo en su zona de residencia por lo que no son clientes seguros al 100%.

Debemos obtener más datos acerca de la zona, y para ello debemos tener en cuenta determinadas circunstancias favorables o desfavorables como por ejemplo:

Puede ser favorable que la zona sea próxima a zonas residenciales, oficinas o zonas donde suela haber concentración de personas de una forma habitual, el hecho de estar cercano a zonas comerciales, y a zonas bien comunicadas que nos aporten circulación natural o artificial de peatones y/o vehículos también ayuda.

¿Que puede ser desfavorable? Estar en zonas donde tengamos próximos establecimientos que sean competencia directa o que haya algún tipo de obstáculo que impida que el cliente acceda fácilmente a nuestro local.

Aunque no te lo parezca, estos estudios anteriores no son suficientes, y es preciso concretar más, ¿porque?Debemos conocer las características acerca de quiénes son nuestros clientes potenciales para adaptar nuestra oferta de productos y servicios a su demanda. Tenemos que conocer datos como su edad media, ocupación profesional, estado civil, promedio de hijos por hogar, tipo de vivienda, hábitos de consumo etc. ¿Crees que tiene sentido ubicar una tienda de ropa juvenil en un zona comercial dónde la media de edad es de 60 años y cuyos hijos son adultos independizados en su mayoría? Muchos comercios no tienen en cuenta estos estudios de mercado que son determinantes para su éxito o fracaso.

Lo mejor en estos casos es recurrir a empresas especializadas que te harán un estudio de mercado a partir del cual te dirán si es o no rentable establecerte en una determinada zona u otra. Te garantizo que es un dinero bien invertido.

El próximo día seguiré con este tema, en el que os hablaré acerca del estudio de la competencia, algo que también es fundamental para decidir el emplazamiento idóneo del establecimiento comercial.

Un abrazo!

Deja un comentario